Nuestra historia

Cirauqui y el vino son dos conceptos inseparables. La tradición y el buen hacer han conseguido que la localidad de Tierra Estella y el popular caldo se fusionen en una sola idea.
Muchas personas ya consideran Cirauqui capital del vino y no es casualidad.
Debemos remontarnos a 1947 cuando los viticultores del municipio decidieron unir fuerzas y formar la cooperativa. Este sentimiento colectivo y mucho trabajo ha dado sus frutos a lo largo de estos 72 años, alcanzando la marca Antxekua la categoría D.O Navarra.
En la actualidad, la empresa conserva un gran patrimonio con 83 socios cooperativistas y un viñedo propio de más de 100 hectáreas.
La población, incluida en la ‘ruta del vino’ se encuentra rodeada por un poderoso manto de vides de variedad garnacha, tempranillo y cabernet sauvignon, gozando de una óptima ubicación en la zona de Valdizarbe.